Conservas Hoya

Una empresa familiar con más de 80 años de historia.

Fue en el año 1940 cuando nuestros abuelos, D. Tomas Hoya y Da. Dionisia Palacio, levantaron en Santoña la primera de las cuatro fábricas en las que a lo largo de los años y hasta la actualidad hemos tenido el privilegio de elaborar las mejores conservas de pescado valiéndonos de las mejores capturas de nuestro mar Cantábrico.

Santoña, cuna de la anchoa.

No podía ser en otro lugar, en el que Tomás y Nisia comenzaran su andadura. Tomás, el mayor de los hijos de una familia humilde y con muchos hermanos, se vio obligado a ganarse la vida desde muy joven.

Primero como mozo en una tienda de “ultramarinos”, después como “marmitón” en uno de los buques de pasajeros que realizaban la ruta a Cuba, de los que se despediría como jefe de cocina, y más tarde ya en tierra y con ahorros, hostelero y propietario del bar del puerto de Santoña, donde comenzaría a relacionarse con la gente del mar y los conserveros, de los que aprendería y asociaría heredando el arte de la salazón de la anchoa y la conserva de pescado.

Nisia, como la conocía todo el mundo, de familia más acomodada que Tomás y acostumbrada al duro trabajo de atender la “casa de comidas” que regentaban sus padres, fue siempre recordada por la gente que la rodeaba con mucho cariño y gran admiración. 

Desde el momento en el que unieron sus vidas, Nisia fue la piedra angular en torno a la que giró y se apoyó Tomás para hacer valer su innato olfato empresarial.

La historia de una familia

Esta pareja de luchadores en unos de los tiempos más difíciles de nuestro país, consiguieron sacar adelante una empresa y una familia o una familia y una empresa, la mayoría de las veces imposible de separar.

Tendrían cuatro hijos y una hija, criados en la planta superior de la fábrica donde se encontraba la casa familiar, todos mamarían el oficio y arrimarían el hombro en momentos tan difíciles como la postguerra en España, el incendio de una fábrica o las dos vedas del caladero de la anchoa del Cantábrico, siempre teniendo como máxima incuestionable la calidad en la elaboración de
sus productos.

Esa calidad que le permitiría llegar a ser a la marca Hoya
abanderada en el mundo de Santoña, su anchoas y su bonito, a lo largo de la historia hasta llegar al día de hoy, donde los nietos de Nisia y Tomás toman el testigo de sus padres con la misma máxima heredada, hacer valer lo aprendido orgullosos de su pasado y con el compromiso de continuarlo…

El proceso de elaboración

Conoce lo que hacemos en Conservas Hoya

Elaboramos nuestras conservas de manera artesanal y respetando las artes de pesca tradicionales. Preservamos la tradición de nuestra tierruca en cada lata. 

Nuestras instalaciones

Galería

Elaboramos nuestras conservas de manera artesanal y respetando las artes de pesca tradicionales. Preservamos la tradición de nuestra tierruca en cada lata. 

Cerrar
Cerrar
Entrar
Cerrar
Carrito (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.




f1p

ANA